agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Defectos de nacimiento

Síndrome de X Frágil

El síndrome de X frágil es la forma hereditaria más común de discapacidad intelectual.1,2 Afecta aproximadamente a 1 de cada 4,000 hombres y a 1 de cada 8,000 mujeres de todos los grupos raciales y étnicos.1,2 El síndrome de X frágil es un trastorno genético que se transmite de generación en generación. Es causado por una anomalía en un solo gen.

¿Cuáles son las características del síndrome de X frágil?

Los niños y adultos con síndrome de X frágil presentan una serie de signos y síntomas que varían de leves a graves. Por lo general, el síndrome es más grave en los hombres que en las mujeres. Las características más comunes incluyen, entre otras:

  • Diferentes grados de discapacidad intelectual o incapacidades de aprendizaje
  • Problemas de conducta, como dificultades para prestar atención y berrinches frecuentes
  • Conductas autistas, como agitar y morderse las manos
  • Retrasos en aprender a sentarse, caminar y hablar
  • Problemas del habla
  • Ansiedad y problemas anímicos
  • Sensibilidad a la luz, los sonidos, el tacto y las texturas
  • Rasgos físicos sutiles, tales como rostro estrecho y alargado, orejas grandes, paladar arqueado y alto, pies planos y articulaciones sumamente flexibles (especialmente los dedos de la mano). Los hombres tienden a desarrollar testículos más grandes de lo común después de la pubertad.

Por lo general, las niñas con síndrome de X frágil presentan menos rasgos físicos de este trastorno, aunque algunas tienen orejas grandes. Si bien la mayoría de los varones con síndrome de X frágil tiene discapacidad intelectual o incapacidades de aprendizaje serias, esto sólo ocurre aproximadamente entre un tercio a la mitad de las niñas afectadas.2,3 No obstante, algunas niñas con inteligencia normal tienen incapacidades de aprendizaje en matemáticas, dificultades para prestar atención, problemas emocionales (como ansiedad, depresión y timidez) y escasas habilidades sociales.4

¿Tienen problemas de salud los niños con síndrome de X frágil?

La mayoría de los niños con síndrome de X frágil no padece problemas graves de salud y, por lo general, tiene una expectativa de vida normal. No obstante, aproximadamente el 20 por ciento de ellos sufre convulsiones, que normalmente pueden controlarse con medicamentos.5 Los niños con síndrome de X frágil también pueden tener un riesgo mayor de infecciones crónicas en el oído interno (otitis media) y requerir la inserción quirúrgica de tubos de drenaje (timpanostomía). Estos niños son más propensos a experimentar soplo cardíaco, con frecuencia causado por el prolapso de la válvula mitral.4,5 Por lo general, esta enfermedad no es mortal. Normalmente las personas con prolapso de la válvula mitral deben tomar antibióticos antes de un tratamiento dental.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de X frágil?

El síndrome de X frágil se puede diagnosticar con un análisis de sangre. El laboratorio estudia la muestra de sangre para determinar la presencia del gen anormal. Este análisis puede realizarse en casi todos los centros médicos principales. Un médico, un especialista en genética o la Fundación Nacional de Síndrome de X Frágil (National Fragile X Foundation) pueden recomendarle a una familia que se realice los análisis.

¿Cuáles son las causas del síndrome de X frágil?

En 1991, un investigador de March of Dimes descubrió que el síndrome de X frágil era causado por una mutación (cambio) en un gen (llamado FMR-1) ubicado en el cromosoma X.6 Todos tenemos 23 pares de cromosomas, o 46 cromosomas individuales. Uno de esos pares está formado por los denominados cromosomas del sexo (llamados X e Y), que determinan si una persona es varón o mujer. Normalmente, las mujeres tienen dos cromosomas X mientras que los varones tienen un cromosoma X y un cromosoma Y. Las mujeres que heredan un cromosoma X con el gen FMR-1 anormal tienen otro cromosoma X con un gen normal. Por lo tanto, el síndrome de X frágil es menos frecuente en las mujeres y, cuando se da, menos grave que en los varones. Éstos, en cambio, tienen un solo cromosoma X, por lo que, si éste incluye el gen anormal, el síndrome los afecta generalmente en forma más grave.

La mutación que provoca el síndrome de X frágil es un "tartamudeo" genético en el que una pequeña sección de material genético dentro del gen se repite demasiadas veces. La mayoría de las personas no afectadas tiene entre seis y 45 repeticiones de esta sección de tres "letras" (llamada repeticiones de trinucleótidos) que ayudan a identificar el gen.7 Cuando una persona tiene aproximadamente más de 200 repeticiones, el gen se desactiva y deja de producir la proteína que habitualmente produce. Aún se desconoce de qué manera la falta de esta proteína causa los síntomas del síndrome de X frágil, pero los estudios sugieren que esta proteína podría controlar la comunicación entre las células nerviosas del cerebro.5 El síndrome de X frágil se llama así debido al aspecto de la sección del cromosoma X en el que tiene lugar la mutación genética. En ciertas condiciones, bajo el microscopio, la sección del cromosoma parece frágil, como si pendiera de un hilo.

¿Cómo se hereda el síndrome de X frágil?

Se aconseja a las parejas con un historial médico familiar de síndrome de X frágil que consulten a un asesor en genética para informarse mejor sobre cuáles son los riesgos de transmitir este trastorno a sus hijos.

  • Número normal de repeticiones. Las personas con un número normal de repeticiones (seis a 45) no transmiten el síndrome de X frágil a sus hijos. Por lo general, el número de repeticiones en los hijos no cambia.
  • Número intermedio de repeticiones o "zona gris". Cuando una persona tiene entre 45 y 55 repeticiones aproximadamente, a veces el número de repeticiones puede aumentar ligeramente al transmitirse de padres a hijos. Se considera que las personas que tienen entre 45 y 55 repeticiones aproximadamente están en una "zona gris". No se ha comprobado que estas personas tengan hijos con síndrome de X frágil. No obstante, el número de repeticiones puede crecer en cada generación por lo que sus nietos podrían estar en riesgo.7
  • Pre-mutación. Las personas que tienen entre 55 y 200 repeticiones aproximadamente tienen lo que se conoce como pre-mutación.7 Tanto los hombres como las mujeres pueden ser portadores de la pre-mutación. Aproximadamente 1 de cada 250 mujeres y 1 de cada 800 hombres es portador de la pre-mutación.8 No obstante, sólo las mujeres portadoras corren el riesgo de tener un hijo con síndrome de X frágil. Las madres portadoras de la pre-mutación en cada embarazo tienen una probabilidad del 50 por ciento de transmitir a sus hijos el gen anormal.  Algunos niños que heredan el gen anormal presentan una pre-mutación pero no tienen síntomas de síndrome de X frágil. No obstante, es probable que el número de repeticiones aumente cuando el gen se transmite de madre a hijo. En consecuencia, algunos hijos de madres portadoras heredan la mutación completa (más de 200 repeticiones) y presentan síntomas de síndrome de X frágil. Los hombres portadores de la pre-mutación la transmiten a todas sus hijas pero a ninguno de sus hijos. Por lo general, las hijas no presentan síntomas del síndrome de X frágil, pero serán portadoras de una pre-mutación que pueden transmitir a sus bebés. A diferencia de las mujeres, en los varones la pre-mutación por lo general no aumenta cuando la transmiten a sus hijas. Los hijos de hombres portadores de la pre-mutación no la heredan ya que no reciben un cromosoma X de su padre.
  • Mutación completa. Las personas con más de 200 repeticiones tienen la mutación completa. Las mujeres portadoras de una mutación completa de X frágil en cada embarazo tienen una probabilidad del 50 por ciento de transmitirla a sus hijos. Los hombres con una mutación completa transmiten la pre-mutación a todas sus hijas; por razones que aún no se han determinado, la mutación completa se reduce a una pre-mutación en el esperma. Sus hijos no corren riesgo ya que no heredan el cromosoma X de su padre.

¿Las personas portadoras de la pre-mutación están expuestas a riesgos de salud?

Las personas con la pre-mutación no tienen síndrome de X frágil. No obstante, estudios recientes indican que algunas podrían tener problemas sutiles de conducta o de aprendizaje.7,8 Estudios recientes sugieren también que aproximadamente el 30 por ciento de los hombres de más de 50 años portadores de la pre-mutación desarrolla una enfermedad neurológica caracterizada por temblores y movimientos musculares no coordinados.7 Una pequeña cantidad de mujeres portadoras de la pre-mutación también puede desarrollar este trastorno pero a una edad mayor que los hombres y con síntomas más leves. Además, aproximadamente el 20 por ciento de las mujeres portadoras de la pre-mutación desarrolla insuficiencia ovárica y menopausia prematura (antes de los 40 años), lo que puede afectar su fertilidad.1,7 Las personas con la mutación completa por lo general no desarrollan el trastorno neurológico ni la insuficiencia ovárica.

¿Cuándo es conveniente realizarse el análisis para detectar el síndrome de X frágil?

El médico puede recomendar el análisis si el niño presenta discapacidad intelectual, retraso en el desarrollo o autismo, especialmente si tiene rasgos físicos o de conducta característicos del síndrome de X frágil, antecedentes familiares del síndrome o retraso mental de causa desconocida.1,2

Asimismo, el médico puede recomendar el análisis a una mujer que desea quedar embarazada si tiene antecedentes familiares de síndrome de X frágil o retraso mental o si manifiesta posibles síntomas del síndrome. El análisis también se recomienda a las mujeres con problemas de reproducción o fertilidad posiblemente relacionados con insuficiencia ovárica prematura; y a los hombres y mujeres con temblores, especialmente si tienen antecedentes familiares de síndrome de X frágil o de discapacidad intelectual.

¿Se puede diagnosticar el síndrome de X frágil antes del nacimiento?

Algunas pruebas prenatales (como la amniocentesis y la muestra de la vellosida coriónica) pueden determinar si el bebé de una madre portadora ha heredado la mutación completa o la pre-mutación. No obstante, es importante recordar que las personas con la mutación completa, particularmente las mujeres, no siempre tienen discapacidad intelectual.

¿Cómo se trata el síndrome de X frágil?

Actualmente no existe ninguna cura para el síndrome de X frágil. No obstante, un plan de tratamiento personalizado, iniciado durante la edad preescolar, puede ayudarles a los niños afectados a desarrollar su máximo potencial. La mayoría de los niños con síndrome de X frágil puede beneficiarse de un tratamiento coordinado por un equipo de profesionales de la salud y educadores especiales. Un equipo así constituido puede estar integrado por terapeutas del habla/lenguaje, terapeutas físicos y ocupacionales, educadores especiales, psicólogos y pediatras.

A algunos niños con síndrome de X frágil también les sirven de ayuda ciertos medicamentos que mejoran sus síntomas de conducta y les permiten aprender mejor. Algunos de los medicamentos comúnmente utilizados son los antidepresivos, los estimulantes (como Ritalin, usado para la hiperactividad) y los anticonvulsivos (también prescritos para problemas de conducta y del estado de ánimo).

¿Apoya March of Dimes la investigación sobre el síndrome de X frágil?

Algunos becarios de March of Dimes están investigando actualmente de qué manera la pérdida de la proteína que fabrica el gen del cromosoma X frágil puede interferir con la comunicación entre las células nerviosas del cerebro y causar retraso mental y otras características del síndrome. El objetivo de esta investigación es desarrollar un tratamiento eficaz. Otro becario está estudiando de qué manera la mutación genética contribuye a conductas autistas con el objetivo de mejorar el diagnóstico y tratamiento del síndrome de X frágil y del autismo.

Para más información

Referencias

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). Screening for Fragile X Syndrome. ACOG Committee Opinion, número 338, junio de 2006.
  2. Sherman, S., y otros. American College of Medical Genetics Practice Guideline: Fragile X Syndrome: Diagnostic and Carrier Testing. Genetics in Medicine, volumen 7, número 8, octubre de 2005, págs. 584-587.
  3. Fragile X Research Foundation. About Fragile X. Consultado 30 de marzo de 2007, www.fraxa.org.
  4. National Fragile X Foundation. What Is Fragile X Syndrome? Actualizado 1 de junio de 2006, www.fragilex.org.
  5. National Institute of Child Health and Human Development (NICHD). Families and Fragile X Syndrome. NIH Publicación N°96-3402, última actualización 4 de agosto de 2006, www.nichd.nih.gov/publications/pubs/upload/fragileX.pdf.
  6. Verkerk. A.J.M.H., y otros. Identification of a Gene (FMR-1) Containing a CGG Repeat Coincident with a Breakpoint Cluster Region Exhibiting Length Variation in Fragile X Syndrome. Cell, volumen 65, mayo de 1991, págs. 905-914.
  7. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Fragile X Syndrome. 1 de septiembre de 2006, www.cdc.gov/ncbddd/single_gene/fragilex.htm.
  8. McConkie-Rosell, A., y otros. Genetic Counseling for Fragile X Syndrome: Updated Recommendations of the National Society of Genetic Counselors. Journal of Genetic Counseling, volumen 14, número 4, agosto de 2005, págs. 249-270.

Actualizado en abril de 2007