agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

El fumar, alcohol y las drogas

El abuso de medicamentos recetados

Cuando su profesional de la salud le indica un medicamento recetado, le explicará qué es y cómo tomarlo. Encontrará más instrucciones en la etiqueta del envase y en el papel o prospecto para el paciente que a veces trae el paquete. El consumo de un medicamento recetado de forma no indicada por el médico puede dar lugar al abuso de drogas recetadas.

El abuso de medicamentos recetados puede suceder de distintas maneras. Éstos son algunos ejemplos:

  • Consumir más de la cantidad indicada por el profesional de la salud
  • Tomar el medicamento con alcohol o ciertos narcóticos
  • Tomar el medicamento recetado de un amigo o ser querido para aliviarse el dolor de espalda o de cabeza
  • Tomar un medicamento que no se le recetó a usted

Lamentablemente, el abuso de medicamentos recetados está aumentando. Según el Instituto Nacional contra el Abuso de Drogas, es más fácil obtener las drogas recetadas y se abusa de ellas con más frecuencia. De hecho, las recetas de analgésicos (para alivio del dolor), como la oxicodona y la hidrocodona, aumentaron drásticamente de 40 millones en 1991 a 180 millones en 2007.

Debemos ser cuidadosos con el consumo de medicamentos recetados y seguir las instrucciones del profesional de la salud. Esto es especialmente importante para las embarazadas. Algunos medicamentos pueden perjudicar al bebé y causarle defectos de nacimiento, desencadenar el nacimiento prematuro y otros riesgos de salud. Las embarazadas deben consultar siempre a su profesional de la salud antes de tomar medicamentos, incluso productos de venta libre o sin receta.

Disponibilidad de los medicamentos recetados

Los medicamentos recetados son para las personas que los necesitan. Pero en muchos hogares hay botiquines y cajones llenos de medicamentos recetados que sobraron. Eso permite que otros miembros de la familia tengan acceso fácil a medicamentos que podrían ser perjudiciales.

Lo más alarmante es que algunos medicamentos se pueden conseguir fácilmente por Internet. Algunos países no exigen una receta médica para pedir medicamentos en línea. De esa forma, cualquiera puede comprar medicamentos con el simple uso de una computadora.

Riesgos para la salud

El abuso de medicamentos recetados puede causar numerosos problemas de salud, como la dependencia física o adicción a esas drogas. Ciertos medicamentos recetados también pueden causar otros problemas de salud.

Por ejemplo, los analgésicos opioides se suelen recetar para aliviar el dolor como resultado de una cirugía o dolor crónico. Ellos incluyen drogas como la oxicodona (OxyContin, Percocet) o la hidrocodona (Vicodin). Cuando la mujer abusa de esos analgésicos, puede sentir:

  • Períodos menstruales irregulares o ausentes
  • Problemas de fertilidad
  • Problemas para respirar, como respiración lenta o detenida

Los sedantes o tranquilizantes suelen recetarse para casos de ansiedad, ataques de pánico o trastornos del sueño. Ellos incluyen drogas como diazepam (Valium), alprazolam (Xanax) o lorazepam (Ativan). Cuando la persona abusa esos medicamentos, puede causar:

  • Problemas de memoria
  • Temperatura corporal irregular
  • Coma o muerte

Las drogas estimulantes generalmente se recetan para tratar el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH o ADHD). Éstas incluyen medicamentos como el metilfenidato (Ritalin) o la dextroanfetamina (Dexedrine o Adderall). También pueden recetarse para casos de narcolepsia, es decir cuando el cerebro tiene problemas para controlar cuándo dormir y cuándo permanecer despierto. Cuando la persona abusa esos medicamentos, puede sentir:

  • Convulsiones
  • Ideas delirantes o alucinaciones
  • Mayor riesgo de ataque cerebral

El abuso de medicamentos recetados es especialmente peligroso durante el embarazo. Algunas de esas drogas pueden afectar el flujo sanguíneo de la madre al bebé por nacer. Ciertos medicamentos recetados pueden hacer que el bebé nazca demasiado pequeño o demasiado pronto, causar defectos congénitos o problemas de aprendizaje y conducta.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) asigna una calificación con letras a los medicamentos recetados (A, B, C, D o X) para indicar cuáles son seguros para el embarazo. Averigüe más información sobre la clasificación con letras consultando a su profesional de la salud o farmacéutico.

Por ejemplo, los analgésicos, los tranquilizantes y los estimulantes suelen recibir una calificación de C o D. Eso significa que, si bien algunas investigaciones muestran que esas drogas pueden poner en peligro la salud del bebé por nacer, los beneficios para la salud de la madre embarazada pueden ser más importantes que los riesgos para el bebé. Es por eso que es importante que la mujer que toma un medicamento recetado consulte con el profesional de la salud y así decidir juntos qué puede tomar durante el embarazo.

Síntomas del abuso de medicamentos recetados

Lamentablemente, es frecuente que las personas se hagan adictas de los medicamentos recetados. Esas drogas encienden el centro de gratificación del cerebro y se hace difícil para la persona renunciar a las sensaciones que le brindan temporalmente las drogas. Eso explica por qué los adictos siguen abusando de los medicamentos recetados aunque puedan ser perjudiciales para el cuerpo y para otras partes de su vida (relaciones, trabajo, etc.).

Algunos comportamientos pueden ser señales de advertencia de que usted está abusando de los medicamentos recetados. Preste atención a estas señales:

  • Usted le dice a su profesional de la salud que “perdió” los medicamentos y siempre le pide más.
  • Usted visita varios profesionales de la salud para conseguir más recetas.
  • Usted roba medicamentos o falsifica recetas.

Dependiendo del tipo de medicamento que se abuse, algunos síntomas físicos son indicio de que usted podría tener una adicción a los medicamentos recetados.

Analgésicos opioides
Posiblemente tenga:

  • Depresión o confusión
  • Presión arterial baja y problemas para respirar
  • Estreñimiento

Sedantes y tranquilizantes
Posiblemente tenga:

  • Somnolencia frecuente
  • Confusión o falta de buen juicio
  • Desequilibrio o temblores al caminar

Estimulantes
Posiblemente tenga:

  • Pérdida de peso
  • Problemas para dormir
  • Irritabilidad
  • Hipertensión (presión arterial alta) o ritmo cardíaco irregular

Pida ayuda

Si cree que tiene adicción a un medicamento recetado, pida ayuda. Es posible que se sienta avergonzada o humillada. Recuerde: Es un problema común. Usted no está sola. Cuanto antes pida tratamiento, más rápida será la senda de la recuperación.

Hable con su profesional de la salud

  • Explíquele todos los medicamentos que está tomando y con qué frecuencia lo hace.
  • Avísele sobre los síntomas que tenga y sobre todo cambio reciente en su vida o si está bajo estrés.
  • Pregúntele cómo controlar ciertos problemas médicos que tenga mientras esté bajo tratamiento por la adicción a las drogas.

Otras opciones

  • Confíe en una amiga íntima, familiar o líder religioso de su confianza que pueda ayudarla a buscar apoyo.
  • Participe en un grupo de Narcóticos Anónimos de su zona. El número telefónico está en las páginas blancas o en las páginas de servicios a la comunidad de su directorio telefónico.

Diciembre de 2008