agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Cambios emocionales

Asuntos laborales durante el embarazo

La mayoría de las mujeres pueden seguir trabajando durante el embarazo incluso hasta la fecha prevista de parto. Si piensa trabajar mientras está embarazada, es importante planear para ayudar a usted y a su empleador a efectuar la transición durante esta nueva etapa de su vida.

Avisar a su jefe

Decidir cuándo anunciar su embarazo en el trabajo es una decisión personal. Muchas mujeres esperan hasta después del primer trimestre cuando el riesgo de aborto espontáneo es menor. Otras están ansiosas por anunciar la noticia. Conviene considerar algunos aspectos sea cual fuere su decisión. Aunque la relación de trabajo con su jefe sea amistosa o estrictamente formal, conviene que sea usted la que informe a su jefe directamente en lugar de correr el riesgo de que escuche los rumores. Si tiene los malestares comunes del embarazo, como tener que correr al baño con frecuencia o sentirse cansada todo el tiempo, su jefe sabrá que se debe al embarazo y no a su mala dedicación al trabajo.

Formule un plan de trabajo

Antes de avisar a su jefe, quizás le convenga pensar en algunas soluciones sobre quién se encargará de su trabajo cuando esté ausente por maternidad. Si prevé que habrá proyectos que dirigir, piense en cuánto podrá hacer antes de la llegada del bebé y ofrezca sugerencias sobre cómo manejar la carga de trabajo en su ausencia. Formule un plan lo mejor que pueda para resolver todos los asuntos antes de tomarse la licencia. Esté preparada para colaborar con su jefe y buscar otras soluciones en caso de posibles conflictos. También le convendrá pensar en el momento ideal para dejar el trabajo y para reintegrarse. Si bien tendrá una idea general de la fecha de inicio de la licencia por maternidad, quizás cambie a medida que se acerca a la fecha prevista de parto. Si bien la mayoría de las mujeres tienen partos y bebés sanos, le convendrá prever cierta flexibilidad por si surge algo inesperado.

Conozca sus opciones

Hable con su gerente de recursos humanos o con su jefe para enterarse de la norma de licencia por maternidad de su compañía. Le convendrá saber:

  • ¿Ofrece su compañía licencia por maternidad con goce de sueldo? ¿Cuál es la tarifa de salario durante la licencia por maternidad?
  • ¿Cuánto tiempo le corresponde de licencia por maternidad con goce de sueldo?
  • ¿Qué cubre su seguro de salud? ¿Necesita cambiar el plan de salud después del nacimiento del bebé?
  • ¿Ofrece su empleador beneficios por discapacidad?
  • ¿Continuarán sus beneficios durante la licencia por maternidad?
  • ¿Ofrece su compañía horario flexible o trabajo desde casa para ayudarla en la transición de regreso al trabajo?
  • ¿Qué otros recursos ofrece su empleador a las nuevas mamás?

Conozca sus derechos

Bajo la Ley de Licencia por Razones Familiares y Médicas (FMLA), los empleados pueden tomarse una licencia sin goce de sueldo por asuntos de salud relacionados con la familia y el embarazo. La ley dispone hasta 12 semanas por año de licencia sin goce de sueldo y con protección del trabajo. También exige que los beneficios de salud de su grupo se mantengan durante la licencia. Para poder tomarse esa licencia, debe:

  • Haber trabajado en un lugar en el que la compañía tenga 50 o más empleados dentro de un radio de 75 millas
  • Haber trabajado para su empleador un mínimo de 12 meses
  • Haber cumplido al menos 1,250 horas de trabajo en los últimos 12 meses.

La Ley contra Discriminación por Embarazo establece que es ilegal discriminar por motivo del embarazo, nacimiento de un hijo o problemas de salud afines. Las embarazadas o mujeres afectadas por problemas relacionados con el embarazo deben recibir el mismo trato que los otros empleados con capacidades o limitaciones similares.

Mayo de 2010