agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo

Cambios en los senos

Casi inmediatamente de quedar embarazada, notará cambios en los senos. Éstos se están preparando para alimentar al bebé. Los cambios incluyen lo siguiente:

Cosquilleo, hinchazón, sensibilidad al tacto o molestia

  • Para muchas mujeres, una de las primeras señales del embarazo es la molestia en los senos.
  • Está ocasionada por la mayor cantidad de hormonas femeninas en el cuerpo.
  • Puede sentir cosquilleo en sus senos con los cambios en temperatura.

Aumento del tamaño del seno

  • A principios del embarazo, se acumula grasa en los senos. Las glándulas mamarias aumentan de tamaño.
  • A las seis semanas los senos hayan crecido notablemente incluso una talla entera o más.
  • Los senos seguirán creciendo en tamaño y peso durante los tres primeros meses del embarazo.

Picazón y estrías

  • A medida que crecen los senos y se estira la piel.
  • Es posible que sienta picazón o vea estrías.

Venas más grandes

  • Durante el embarazo, hay un aumento en el suministro de sangre a los senos.
  • Esto puede causar venas azuladas debajo de la piel.

Pezones y aréolas oscuras

  • Los pezones se tornan más oscuros y pueden notarse más.
  • Las aréolas (piel que rodea los pezones) se tornan más oscuras y crecen.
  • Las pequeñas glándulas de la superficie de las aréolas se elevan y se tornan irregulares.
  • Esas irregularidades o bultitos producen una sustancia aceitosa que evita que los pezones se resquebrajen o resequen.

Secreción

  • Para las semanas 12 a 14 del embarazo, algunas mujeres tienen secreciones de los senos.
  • Esa secreción es el calostro. El calostro es una forma de leche materna espesa y amarillenta con nutrientes y anticuerpos que alimenta al bebé los primeros días de vida. Cambia a la leche materna de 3 a 4 días después del parto.
  • El calostro puede salir por sí solo, al masajear el seno o durante la excitación sexual.
  • A principios del embarazo, el calostro suele ser espeso y amarillo. Al acercarse el momento del parto, se torna más pálido y casi incoloro.

Qué puede hacer

Quizás no desaparezca por completo el dolor o las molestias de los senos, pero puede seguir estos consejos para aliviar parte del malestar:

Sostén de embarazo

  • Podrá sentir más alivio con un buen sostén de embarazo, ya que también soporta los músculos de la espalda.
  • A medida que sus senos aumentan de tamaño, asegúrese de que su sostén le quede bien y no irrita sus pezones.
  • Por lo general los sostenes de embarazo tienen varias filas de ganchos para ajustar el tamaño a medida que cambia el cuerpo.
  • Los sostenes de algodón son más cómodos que los sintéticos.
  • Sostén para dormir
  • Para que descanse mejor de noche, puede usar un sostén de embarazo común o para noche (de algodón suave y holgado) que sostenga bien los senos.

Almohadillas protectoras

  • Use almohadillas protectoras desechables o lavables si tiene secreción de calostro.
  • Deje secar los senos al aire un par de veces por día y después de bañarse.
  • Higiene
  • No se lave la aréola y los pezones con jabón porque le resecará la piel.
  • Trate de usar solamente agua tibia.

Cuándo hablar con el profesional de la salud

Si los senos no le cambian durante el embarazo, es posible que intervengan otros factores. Si tuvo una operación de mama (por ejemplo, una biopsia o implantes) antes de queda embarazada, hable con el profesional de la salud o con una especialista en lactancia.

Junio del 2009