agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo

El sexo durante el embarazo

La intimidad sexual es una parte normal y saludable de una relación afectiva. Antes del embarazo, probablemente se sentía cómoda en una relación íntima con su pareja. Ahora que está embarazada, quizás tenga preguntas o no esté segura si deba tener relaciones sexuales con su pareja.

Existen muchos mitos sobre el sexo y el embarazo, entre ellos:

  • El sexo puede ser perjudicial o doloroso durante el embarazo.
  • El coito sexual podría lastimar al bebé.
  • El bebé de cierto modo "sabe" que se están teniendo relaciones sexuales.

Verdad:

  • A menos que su profesional de la salud le indique lo contrario, el sexo durante el embarazo es seguro para usted y su bebé.
  • En cuanto al bebé, no tiene idea de lo que están haciendo mamá y papá. El bebé está bien protegido por un colchón de líquido en la matriz y por el abdomen de la madre.

¿Cuándo es peligroso el sexo durante el embarazo?

Existen algunas circunstancias en las que el sexo no es seguro durante el embarazo. Las mujeres con las siguientes complicaciones de salud deben hablar con el profesional antes de tener relaciones sexuales:

Si se considera que su embarazo es de alto riesgo, deberá tener más cuidado que otras mujeres. Su profesional de la salud quizás le aconseje evitar tener relaciones sexuales durante todo o parte del embarazo.

¿Cómo afecta el embarazo mi vida sexual?

Muchas mujeres descubren que el embarazo les da más deseos de tener relaciones sexuales que antes de embarazarse. El deseo sexual lo causan los cambios hormonales. Para algunas mujeres su nuevo cuerpo voluptuoso puede desempeñar un papel en hacerlas sentir más sexy que nunca.

Otras mujeres sienten que el deseo sexual va y viene durante el embarazo. Pueden sentirse cansadas, emocionales o tener malestares. Estos son algunos cambios comunes que quizás descubra durante las etapas de su embarazo.

Primer trimestre

  • Los 3 primeros meses del embarazo suelen venir acompañados de síntomas físicos que posiblemente le hagan perder un poco el interés por el sexo.
  • Síntomas como sentirse cansada, tener náuseas, dolor en los senos y la necesidad frecuente de ir al baño quizás le hagan sentir que el sexo es una incomodidad.

Segundo trimestre

  • Para cuando llegue al segundo trimestre, las náuseas, fatiga y malestar en los senos por lo general habrán desaparecido o estarán mucho más controlados.
  • Su abdomen está creciendo pero es lo suficientemente pequeño para tener relaciones sexuales cómodamente.
  • Quizás sienta más deseos de tener relaciones sexuales. Las mujeres acumulan unas 3 libras de sangre durante el embarazo y la mayoría de ese flujo sanguíneo se dirige al área pélvica.
  • Algunas mujeres descubren que la mayor cantidad de flujo sanguíneo aumenta su capacidad de tener un orgasmo e incluso más de una vez.

Tercer trimestre

  • Hacia el final del embarazo, el abdomen en crecimiento y las expectativas del parto y de la crianza del nuevo bebé quizás le hagan perder un poco el interés por el sexo.
  • Sus inquietudes son perfectamente normales. Existen otras formas de lograr la intimidad con su pareja sin tener relaciones sexuales.

¿Qué posiciones sexuales son mejores durante el embarazo?

Es posible que las posiciones sexuales que eran cómodas antes y al principio del embarazo le resulten incómodas o incluso sean peligrosas en las etapas más avanzadas del desarrollo del bebé. Por ejemplo, la mujer embarazada debe evitar acostarse boca arriba (posición tradicional del misionero) después del cuarto trimestre, porque el peso del útero en crecimiento pone presión en los principales vasos sanguíneos. Existen otras alternativas a la posición tradicional del misionero. Intente las siguientes:

  • La mujer arriba: Esta posición le permite controlar cuán rápido, lento y cómoda desea estar.
  • Posición de la cuchara: Piense en la forma en que las cucharas se juntan de costado en el cajón de los utensilios. Recuéstese de costado. Su pareja debe ponerse en la misma posición detrás de usted para tener relaciones sexuales. Esta posición disminuye la cantidad de presión que se ejerce sobre el abdomen.
  • Manos y rodillas (en cuatro): Esta posición funciona mejor durante el primer y el segundo trimestres porque también reduce la presión sobre el abdomen. Pero a medida que el abdomen crezca durante el final del embarazo, quizás le resulte incómoda.

¿Hay otras formas de estar juntos en intimidad?

No es preciso tener coito sexual para lograr intimidad con su pareja. Otras maneras de compartir su deseo sexual incluyen las siguientes:

  • Besarse
  • Abrazarse
  • Hacerse masajes sensuales
  • Sexo oral

Nota: Si va a tener sexo oral, asegúrese de que su pareja NO le sople aire en la vagina. Eso puede causar una embolia (vaso sanguíneo bloqueado por una burbuja de aire), lo cual puede dar lugar a lesiones graves para usted y su bebé.

Por lo general, si la mujer disfrutó de ciertas actividades sexuales antes del embarazo, podrá seguir haciéndolas durante el embarazo siempre que se sienta cómoda. Si tiene preguntas específicas, hable con su profesional de la salud.

Otras sugerencias para usted y su pareja

Hable con su pareja sobre sus necesidades de manera abierta y afectiva. Tenga presente las inquietudes de él además de las suyas. Si trabajan juntos, podrán encontrar la manera de hacerse feliz el uno al otro.

  • Déjese guiar por el goce y la comodidad de los dos. Si hay algo que no le resulta bien a uno de los dos, cámbielo.
  • No pierdan el sentido del humor.
  • Para evitar las enfermedad de transmisión sexual, utilice un condón (preservativo) al tener relaciones sexuales o sólo tenga relaciones con una persona que a su vez no tenga otras parejas sexuales. Hable con su profesional de la salud sobre la prueba de detección del VIH para usted y su pareja.
  • Si el embarazo es de alto riesgo o si tiene preguntas, pida información a su profesional de la salud.

¿Cuán rápido puedo tener relaciones sexuales después del parto?

Después del nacimiento del bebé, conviene esperar hasta después de su chequeo posparto antes de reanudar las relaciones sexuales. Típicamente se necesitan al menos unas 4 semanas después del parto para que la mujer se sienta cómoda y lista para el sexo. Le reconfortará saber que la mayoría de las parejas reanudan su vida sexual activa en algún momento del primer año de vida del bebé.

Abril de 2011