agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo

Hinchazón

Es normal que su cuerpo produzca y retenga más líquido durante el embarazo, particularmente en los últimos meses. Esto puede causar una hinchazón leve (llamada edema), especialmente en las piernas, pies y tobillos, pero también en las manos y en la cara. La hinchazón puede empeorar hacia el final del día o durante los meses calientes del verano.

Causas de la hinchazón durante el embarazo

El líquido adicional en su cuerpo ayuda a prepararla para el embarazo y el parto. Permite que sus tejidos apoyen el crecimiento de su bebé. También prepara su área pélvica para el parto y nacimiento. Los líquidos adicionales en su cuerpo son responsible por gran parte del aumento de peso durante el embarazo. Su cuerpo usualmente se deshará de los líquidos en los días siguientes al nacimiento.

Durante la última etapa del embarazo, su útero creciente pone presión en las venas que corren a sus piernas y pies. Esta presión reduce la circulación sanguínea y hace que más líquido se acumule en sus pies y tobillos. Estar parada o sentada con sus pies en el piso por periodos prolongados puede aumentar la presión en estas venas.

Algunos tipos de hinchazón, particularmente en los pies y tobillos, son normales durante el embarazo. Pero, si su hinchazón es severa, llame a su profesional de la salud.

A continuación le ofrecemos algunos consejos para aliviar y manejar la hinchazón que es normal durante el embarazo:

Alivie la presión

  • Eleve sus pies, ya sea en un banco, cojín o escabel, o acuéstese de lado.
  • Esto aliviará la presión en las venas de la parte inferior de su cuerpo y reducirá la hinchazón.
  • Durante el día, trate de sentarse en lugar donde pueda elevar los pies.
  • Mientras duerma, eleve un poco sus piernas con almohadas.
  • Trate de no cruzar las piernas mientras esté sentada.
  • Evite estar parada o sentada con sus pies en el piso por periodos prolongados.

No se acalore

  • El calor puede empeorar la hinchazón.
  • Trate de mantenerse a una temperatura cómoda y no se acalore demasiado.

Mejore su circulación

  • Acostarse del lado izquierdo puede ayudar a mejorar la circulación y reducir la hinchazón.
  • Después de estar sentada por mucho tiempo, camine un poco.
  • Evite usar ropa muy ajustada o prendas que puedan cortar la circulación en sus muñecas o tobillos.
  • Los masajes en las piernas y las medias que ofrecen soporte también pueden mejorar la circulación.

Coma saludablemente

  • Es importante comer saludablemente y obtener la cantidad adecuada de proteína. Muy poca proteína puede hacer que su cuerpo retenga líquido.
  • La sal aumenta la retención de agua. Limite o evite los alimentos o comidas con mucha sal.
  • Beba suficiente agua; de 8 a 10 vasos de ocho onzas por día. Mientras que suena irónico, beber agua ayuda a reducir la hinchazón al mantenerla hidratada y deshaciéndose del sodio (sal) del cuerpo.

Cuidado con las medicinas

  • Algunas medicinas, hasta los de venta libre, pueden causarle daños serios a usted y a su bebé durante el embarazo.
  • No tome ningún tipo de medicina (como las "pastillas para el agua") para reducir la hinchazón sin antes hablar con su profesional de salud.

Cuándo hablar con su profesional de salud

La hinchazón leve de las piernas, las manos y la cara es normal durante el embarazo. Llame a su profesional de salud de inmediato si la hinchazón es severa o repentina, particularmente en las manos o en su cara, alrededor de los ojos. Esto puede ser una señal de una condición seria llamada preeclampsia (también conocida como toxemia) que causa hipertensión y retención de líquido. Las mujeres con preeclampsia pueden tener los siguientes síntomas:

  • Hinchazón repentina o severa de las manos y los pies
  • Dolores de cabeza severos
  • Visión borrosa
  • Mareos
  • Dolor severo en el abdomen

También llame a su profesional de la salud si una pierna está mucho más hinchada que la otra, en especial si tiene dolor o molestia a media pierna o en el muslo.

Septiembre del 2009