agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Infección de citomegalovirus en el embarazo

El citomegalovirus (también llamado CMV) es un tipo de virus del herpes. Hay muchas clases de virus del herpes. Algunos son enfermedades de transmisión sexual, otros pueden causar problemas como herpes labiales y algunos pueden causar infecciones como el CMV. Mucha gente se contagia el CMV en algún momento de su vida, con mayor frecuencia durante la niñez.

Si está infectada con el CMV durante el embarazo, tiene 1 de 3 probabilidades (33 por ciento) de transmitírselo a su bebé. El CMV es el virus más común que se transmite de madres a bebés durante el embarazo. Alrededor de 1 a 4 de cada 100 mujeres (1 al 4 por ciento) tiene el CMV durante el embarazo. La mayoría de los bebés nacidos con CMV no tienen problemas de salud causados por el virus. Pero el CMV puede causar problemas para algunos bebés.

Usted se lo puede transmitir a su bebé en cualquier momento del embarazo. Es más probable que le cause problemas a su bebé si el contagio sucede al principio del embarazo. También se lo puede transmitir durante el parto y al darle pecho. Si su bebé se contagia el virus en esos casos, es menos probable que tenga problemas de salud que si se lo contagia durante el embarazo.

Aproximadamente la mitad de todas las embarazadas han tenido el CMV en el pasado. Si usted ya lo tuvo, no se preocupe de que se lo vaya a contagiar otra vez. Una vez que estuvo infectada, el CMV permanece en su cuerpo de por vida. Aun así se lo puede transmitir a su bebé, pero no es muy común y por lo general no le causará daño a su bebé.

¿Cómo sabe si tiene el CMV?

La mayoría de las personas infectadas con el CMV no tienen señales ni síntomas. Pero algunas pueden tener:

  • Dolor de garganta
  • Fiebre durante unos pocos días
  • Glándulas hinchadas
  • Fatiga (sentirse cansada todo el tiempo)

Avise a su profesional de la salud si cree que puede tener el CMV. Su profesional puede hacerle un análisis de sangre para confirmar si está infectada.

Si su sistema inmunitario es débil, el CMV puede causar serios problemas de salud, como neumonía o infecciones de los ojos. Por ejemplo, el CMV puede causar esa clase de problemas para la gente infectada con el VIH.

¿Cómo se trata el CMV durante el embarazo?

Si su análisis de sangre confirma que tiene el CMV (da positivo), su profesional puede hacerle un análisis a su bebé para ver si tiene el virus con la prueba amniocentesis (también llamada "amnio"). En esa prueba, su profesional inserta una aguja delgada por su abdomen para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico. El líquido amniótico es el fluido que rodea a su bebé en la matriz. El líquido se analiza en un laboratorio para ver si tiene el CMV. Su profesional también puede usar el ultrasonido para ver si hay señales físicas de que su bebé está infectado. El ultrasonido usa ondas sonoras y una pantalla de computadora para formar una imagen del bebé en el útero.

Los científicos están trabajando para crear una vacuna contra el CMV. También están buscando otras formas de evitar que los bebés nazcan con el CMV.

¿Cómo se contagia el CMV?

Usted puede contagiarse el CMV al entrar en contacto con los fluidos corporales de una persona infectada con el virus. Los fluidos corporales incluyen la saliva, la leche materna, el semen, la mucosidad, la orina y la sangre.
Las mujeres suelen contagiarse al tener relaciones sexuales con una persona infectada con el CMV o al tener contacto con niños infectados con el CMV. Incluso hasta 7 de cada 10 niños (70 por ciento) entre 1 y 3 años de edad que van a guarderías pueden tener el CMV. Se lo pueden transmitir a sus familias, personas que los cuidan y a otros niños.

Es más probable que usted se contagie el CMV que otras personas si usted:

  • Tiene niños pequeños en su casa
  • Trabaja con niños pequeños, por ejemplo como encargada de niños en una guardería o como maestra
  • Trabaja en establecimientos de atención a la salud. Si trabaja en establecimientos de salud en contacto con personas que tienen el CMV, incluso recién nacidos, tome las precauciones estándar para evitar infectarse. Quizás le convenga hacerse un análisis antes del embarazo para ver si tiene el CMV.

¿Cómo puede protegerse contra el CMV?

Estas son algunas cosas que puede hacer:

  • Si tiene niños o trabaja con ellos, lávese bien las manos después de entrar en contacto con los fluidos corporales de ellos. Por ejemplo, lávese las manos después de cambiar pañales, limpiarles la nariz y levantar juguetes.
  • Bote a la basura con cuidado los pañales y pañuelos desechables usados.
  • No bese a los niños pequeños en la boca ni en la mejilla.
  • No comparta alimentos, vasos, tazas, tenedores ni otros utensilios con niños pequeños o con otras personas que puedan tener el CMV.
  • Si su pareja tiene CMV, use un preservativo de látex para tener relaciones sexuales.

Actualizado en noviembre de 2012