agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Las trombofilias durante el embarazo

Las trombofilias son problemas de salud que aumentan sus probabilidades de tener coágulos sanguíneos. Un coágulo de sangre es una aglutinación de sangre que se forma cuando la sangre cambia de estado líquido a sólido. Alrededor de 1 de cada 5 (20 por ciento) de personas en los Estados Unidos tiene una trombofilia.

La mayoría de las mujeres con trombofilias tienen embarazos sanos. Pero las trombofilias pueden causar problemas para algunas embarazadas. Si sabe que tiene una trombofilia o si ha tenido problemas con coágulos de sangre, avise a su profesional de la salud en su primera visita de cuidado prenatal. Un análisis de sangre puede detectar si tiene trombofilia.

¿Qué causa las trombofilias?

Usted tiene una trombofilia si su cuerpo elabora demasiado de ciertas proteínas o muy poco de otras proteínas. Las trombofilias pueden heredarse. Eso significa que pueden transmitirse de padres a hijos a través de los genes. El gen es una parte de las células de su cuerpo que guarda instrucciones sobre la forma en que su cuerpo crece y funciona. Hay muchos tipos de trombofilias heredadas, incluidos:

  • Mutación del factor V Leiden
  • Mutación G20210A de la protrombina
  • Deficiencia de proteína C
  • Deficiencia de proteína S
  • Deficiencia de antitrombina

También se le pueden manifestar las trombofilias más adelante en la vida. A esas se las llama trombofilias adquiridas. No se heredan. La trombofilia adquirida más común es el síndrome antifosfolípido. Este afecta hasta 5 de cada 100 (5 por ciento) de embarazadas.

¿Cómo sabe si tiene una trombofilia?

La mayoría de las personas con una trombofilia no tienen señales ni síntomas. La primera señal puede ser que se le presente un problema de salud relacionado con un coágulo de sangre, incluidos:

  • Trombosis venosa profunda (también llamada TVP)
  • Embolia pulmonar (también llamada EP)
  • Trombosis
  • Tromboembolismo venoso (también llamada TEV)

Hay distintos tipos de análisis de sangre para las diversas trombofilias. Su profesional de la salud puede recomendarle la prueba para detectar la trombofilia heredada si ha tenido un tromboembolismo venoso antes o si tiene un historial médico familiar de tromboembolismo venoso o de trombofilia antes de los 50 años. Por historial médico familiar se entiende que uno de sus padres o hermanos tuvo uno de esos trastornos de salud.

Su profesional puede recomendar la prueba del síndrome antifosfolípido si:

  • Tuvo una trombosis antes.
  • Ha tenido tres o más abortos espontáneos antes de las 10 semanas de embarazo. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo.
  • Ha tenido un aborto espontáneo después de las 10 semanas de embarazo o nacimiento sin vida. El nacimiento sin vida (o muerte fetal) sucede cuando el bebé muere en el útero antes de nacer, pero después de las 20 semanas de embarazo.

¿Qué problemas pueden causar las trombofilias en el embarazo?

Las trombofilias pueden aumentar su riesgo de tener coágulos de sangre de vena profunda y otros problemas durante el embarazo. Por ejemplo, el síndrome antifosfolípido puede estar vinculado a estos problemas:

  • Aborto espontáneo. Esto sucede cuando el bebé muere en la matriz antes de las 20 semanas de embarazo. Los estudios sugieren que el síndrome antifosfolípido puede estar relacionado con la incidencia de 5 a 20 de cada 100 abortos espontáneos repetidos (5 al 20 por ciento). El aborto espontáneo repetido sucede cuando la mujer tiene dos, tres o más abortos espontáneos seguidos.
  • Preeclampsia. Es una afección que sucede sólo durante el embarazo (después de la semana 20) o justo después del embarazo. Sucede cuando la embarazada tiene proteína en la orina y alta presión arterial al mismo tiempo. 
  • Crecimiento lento del bebé en el útero (matriz)
  • Nacimiento sin vida

Los investigadores están trabajando para averiguar si hay un vínculo entre las trombofilias heredadas y esos problemas durante el embarazo.

¿Cómo se tratan las trombofilias durante el embarazo?

Algunas mujeres con trombofilias no necesitan tratamiento. Otras pueden necesitar tratamiento con medicamentos llamados anticoagulantes. Los anticoagulantes impiden que los coágulos se agranden y evitan que se formen coágulos nuevos. Es posible que necesite este tratamiento si ha tenido un tromboembolismo venoso antes o si tiene una trombofilia de alto riesgo.

Su profesional de la salud la tratará durante el embarazo y el período posparto (las 6 semanas después del parto y nacimiento). Durante el embarazo, su profesional puede darle un anticoagulante llamado heparina de bajo peso molecular o heparina no fraccionada. Después del parto, su profesional puede seguir tratándola con esos medicamentos. O bien puede darle otro anticoagulante llamado warfarina. No es peligroso tomar la warfarina después del embarazo incluso si está amamantando. Pero no es seguro tomarla durante el embarazo.

Actualizado en agosto de 2013