agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Listeriosis

La listeriosis es un tipo de intoxicación alimentaria. La intoxicación alimentaria es causada por gérmenes perjudiciales que están en algo que usted come o bebé. Puede causar náuseas, vómitos, diarrea, fiebre y dolor de cabeza.

En los Estados Unidos surgen alrededor de 1,600 casos nuevos de listeriosis por año. La mayoría de las personas sanas no se enferman de listeriosis. Afecta principalmente a las personas con un sistema inmunitario débil, como los recién nacidos, las personas mayores y aquellas con problemas de salud como diabetes o VIH.

Es alrededor de 20 veces más probable que las embarazadas contraigan listeriosis que otras personas. Si contrae listeriosis durante el embarazo, puede causarle problemas de salud graves e incluso mortales para su bebé.

¿Qué causa la listeriosis?

La listeriosis es causada por una bacteria llamada Listeria. Las bacterias son organismos diminutos que viven adentro y alrededor de su cuerpo. Algunas bacterias son beneficiosas para el cuerpo. Otras como la Listeria pueden causarle enfermedad. La Listeria puede hallarse en la tierra, el agua, los animales y los excrementos de los animales.

La mayoría de la gente contrae listeriosis al comer alimentos contaminados con Listeria. Los alimentos pueden entrar en contacto con la Listeria que está en la tierra, el agua, los animales o los excrementos de los animales.

Los alimentos que pueden tener Listeria incluyen:

  • Verduras que entran en contacto con excrementos de animales en la tierra o en los fertilizantes
  • Carnes, como carne de res, puerco y pollo
  • Leche no pasteurizada y productos elaborados con ella. Si un alimento se pasteurizó, significa que se calentó para matar los gérmenes perjudiciales. La leche y los jugos con frecuencia se pasteurizan. Busque la palabra "pasteurizado" en la etiqueta de los productos.
  • Los "hot dogs" (y el jugo de éstos) y fiambres como el jamón, pavo, salame y salchicha ahumada (boloña)
  • Ensaladas pre-elaboradas o frías de las tiendas "delis" o bares de ensaladas
  • Patés o carnes para untar que se han mantenido en el refrigerador. Las carnes para untar enlatadas son seguras.
  • Quesos blandos como feta, Brie, Camembert, Roquefort, quesos azules, queso blanco, queso fresco o Panela
  • Pescado ahumado (estilo nova, salmón ahumado, arenque ahumado, charqui) que se ha mantenido en el refrigerador. El pescado ahumado es inocuo si está enlatado o si lo usa en un plato cocido (como un guisado/cazuela).

Los alimentos pueden contaminarse entre sí. La contaminación cruzada es la transferencia de bacterias perjudiciales de una cosa a la otra. Por ejemplo, si usa el mismo cuchillo para cortar pollo crudo y tomates, y no lo lava entre uno y otro, puede pasar salmonela del pollo a los tomates. O si el cuchillo se mancha con el jugo de un paquete de salchichas "hot dog", puede transmitir la salmonela del cuchillo al próximo alimento que corte.

Posiblemente escuche noticias sobre los alimentos que se han retirado del mercado (no se permite su venta) debido a la listeriosis. Si ha comido alguno de esos alimentos, llame de inmediato a su profesional de la salud.

¿Cómo sabe si tiene listeriosis?

Las señales y los síntomas de la listeriosis suelen comenzar unos días después de haber comido el alimento infectado. Pero pueden tardar hasta 2 meses en aparecer. Para detectar la listeriosis, su profesional extrae una muestra de su sangre u orina, o líquido de la médula espinal. Luego envía las muestras a un laboratorio para analizarlas.

La listeriosis suele causar síntomas leves similares a la influenza, como por ejemplo:

  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Diarrea

Si la infección de listeriosis pasa a su sistema nervioso (cerebro y médula espinal), los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Rigidez en el cuello
  • Sentir confusión
  • Problema de equilibrio
  • Convulsiones

Llame a su profesional de la salud si cree que puede tener listeriosis. El tratamiento dependerá de sus síntomas. Durante el embarazo, el tratamiento rápido con antibióticos puede evitar que la listeriosis perjudique a su bebé. Estos son medicamentos que matan las infecciones causadas por bacterias.

¿Qué problemas puede causar la listeriosis durante el embarazo?

Si está embarazada y contrae listeriosis, puede transmitirle la infección a su bebé. Esto puede causar problemas como por ejemplo:

  • Aborto espontáneo. Sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. Contraer listeriosis al principio del embarazo puede aumentar sus probabilidades de aborto espontáneo.
  • Nacimiento sin vida. Sucede cuando el bebé muere en el útero antes de nacer, pero después de las 20 semanas de embarazo. Contraer listeriosis a finales del embarazo puede aumentar sus probabilidades de tener un bebé que nace sin vida.
  • Nacimiento prematuro. Es el nacimiento que sucede demasiado temprano; es decir, antes de completar las 37 semanas de embarazo.
  • Bajo peso al nacer. Sucede cuando el bebé nace pesando menos de 5 libras y 8 onzas.
  • Infecciones de amenaza mortal para su bebé. Si tiene listeriosis a finales del embarazo, su bebé puede correr el riesgo de sufrir infecciones graves como bacteremia (bacterias en la sangre) y meningitis. La meningitis es una infección que produce hinchazón en el cerebro y médula espinal. Los recién nacidos infectados pueden tener problemas de salud, como convulsiones, ceguera y problemas de cerebro, corazón y riñones.

¿Cómo puede protegerse a sí misma y a su bebé contra la listeriosis?

Estas son algunas cosas que puede hacer para evitar la listeriosis:

  • Lave, prepare, cocine y guarde los alimentos con seguridad.
  • Lávese bien las manos con agua y jabón después de tener contacto con animales, sus alimentos, relleno para jaulas, tanques o excrementos.
  • Lávese bien las manos con agua y jabón después de ir al baño.
  • Tenga cuidado con la contaminación cruzada entre usted, los alimentos y los utensilios o artículos que use para preparar o ingerir alimentos.

Actualizado en julio de 2012