agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Complicaciones del embarazo

Lupus y embarazo

El lupus, también llamado lupus eritematoso sistémico o SLE, es un trastorno autoinmunitario que puede causar problemas de salud durante el embarazo. Los trastornos autoinmunitarios son problemas de salud que suceden cuando los anticuerpos (células del cuerpo que combaten infecciones) atacan por error el tejido sano en cualquier parte del cuerpo.

El lupus y otros trastornos autoinmunitarios pueden causar hinchazón, dolor y a veces daño en los órganos. El lupus también puede afectar las articulaciones, la piel, los riñones, los pulmones y los vasos sanguíneos.

Esta enfermedad afecta a más de 160, 000 personas en este país. Es más probable que las mujeres sufran trastornos autoinmunitarios como el lupus que los hombres. Con frecuencia se manifiesta en las mujeres en edad de procrear (16 a 44) y puede afectar el embarazo. Afortunadamente, con la atención médica adecuada, puede tener un embarazo sano aunque tenga lupus.

¿Qué causa el lupus?

No se sabe con certeza qué causa el lupus. Sus genes pueden desempeñar una función junto con otros factores como los virus. Los genes son la parte de las células de su cuerpo que contienen instrucciones sobre la forma en que su cuerpo crece y funciona.

¿Cuáles son los síntomas del lupus?

Los síntomas suelen incluir:

  • Hinchazón o dolor en las articulaciones
  • Dolor muscular
  • Sarpullido en la piel – Es común la erupción roja en forma de mariposa en la nariz y las mejillas.
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Dolor de pecho al respirar hondo

Los síntomas pueden ser leves a graves con períodos de remisión (pocos síntomas o ningún síntoma) y exacerbaciones (varios síntomas o intensos).

¿Qué problemas puede causar el lupus durante el embarazo?

El lupus puede aumentar el riesgo de estos problemas durante el embarazo:

  • Exacerbaciones del lupus. Durante el embarazo o en los primeros meses después de dar a luz, es posible que tenga exacerbaciones. Si tiene el lupus en remisión o bajo buen control, es menos probable que esto ocurra.
  • Preeclampsia. Es un cierto tipo de presión arterial alta que sólo tienen las embarazadas.
  • Nacimiento prematuro. Es el nacimiento que sucede demasiado temprano; es decir, antes de completar las 37 semanas de embarazo.
  • Aborto espontáneo. Sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo.
  • Nacimiento sin vida. Sucede cuando el bebé muere en el útero después de las 20 semanas de embarazo.

Si ha estado en remisión o ha tenido la enfermedad bien controlada durante al menos 6 meses antes del embarazo, es menos probable que tenga complicaciones. Hable con su profesional de la salud antes de quedar embarazada para ver cuál es el momento más seguro para quedar embarazada.

¿Qué problemas puede causar el lupus a su bebé?

La mayoría de los bebés cuyas madres tienen lupus son sanos. Sin embargo, algunos bebés pueden enfrentar riesgos de salud como por ejemplo:

  • Nacimiento prematuro. Alrededor de 3 de cada 10 bebés (30 por ciento) de madres con lupus nacen prematuramente. Es posible que los bebés prematuros deban quedarse en el hospital más tiempo o que sufran más problemas de salud que los bebés nacidos a término completo (39 a 41 semanas de embarazo).
  • Lupus neonatal. Alrededor de 3 de cada 100 bebés (3 por ciento) nacen con esta forma temporal de lupus. Esta enfermedad causa sarpullido y problemas en la sangre, pero suele desaparecer para los 6 meses de edad. Sin embargo, hasta la mitad de esos bebés tiene un problema del corazón llamado bloqueo cardíaco, el cual causa un ritmo cardíaco lento. El bloqueo cardíaco suele ser permanente. Algunos bebés necesitan un marcapasos para que el corazón pueda latir regularmente.

¿Cómo sabe si tiene lupus?

Si tiene los síntomas del lupus, hable con su profesional de la salud. Para averiguar si tiene lupus, el profesional examinará sus síntomas, su historia médica y los resultados de algunos exámenes, que incluyen:

  • Examen físico
  • Análisis de sangre para detectar ciertos anticuerpos que están presentes en las personas con lupus
  • Análisis de orina para ver cuán bien están funcionando los riñones
  • Una biopsia o prueba de una pequeña muestra de tejido, piel o riñones para ver si hay inflamación y daño

¿Cómo se trata el lupus?

El lupus puede tratarse con varios medicamentos. Si está bajo tratamiento para el lupus, hable con su profesional de la salud sobre los medicamentos que está tomando antes de quedar embarazada. Su profesional quizás le cambie el medicamento durante el embarazo.

Los medicamentos utilizados para tratar el lupus incluyen:

  • Antiinflamatorios. La aspirina, el ibuprofeno (Motrine® o Advil®) y el naproxeno (Aleve®) pueden ayudar a aliviar el dolor de articulaciones y la fiebre. Hable con su profesional de la salud para ver si puede tomarlos durante el embarazo.
  • Medicamentos para la malaria. La hidroxicloroquina (Plaquenil®) y otros medicamentos antimaláricos pueden ayudar a prevenir las exacerbaciones y aliviar el dolor de articulaciones, el cansancio y otros síntomas. Esos medicamentos son seguros de usar durante el embarazo.
  • Corticosteroides. La prednisona (Sterapred®), metilprednisolona (Medtrol®) y medicamentos afines pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar los síntomas. Esos medicamentos sólo pueden usarse por un período corto debido a sus efectos secundarios. Son relativamente seguros para usar durante el embarazo, pero pueden aumentar el riesgo de labio leporino. Éste es un defecto congénito en el que el paladar del bebé no se forma por completo y tiene una abertura.
  • Inmunosupresores. La ciclofosfamida (Cytoxan®) y el metotrexato (Folex®, Mexate®, Rheumatrex®) son medicamentos para combatir el cáncer. La azatioprina (Imuran®) y el micofenolato mofetil (CellCept®) son medicamentos utilizados en pacientes de trasplante de órganos para ayudar a evitar el rechazo del órgano. Su profesional podrá tratarla con medicamentos inmunosupresores si tiene síntomas graves del lupus. Esos medicamentos pueden causar serios efectos secundarios, como mayor riesgo de infección grave. No son seguros de tomar si está embarazada. Tanto la ciclofosfamida como el metotrexato están asociados con los defectos congénitos. No se sabe cuán seguros sean la azatioprina y el micofenolato mofetil durante el embarazo.

¿Necesita atención médica especial durante el embarazo?

Sí. Su profesional controla estrechamente su embarazo para poder tratar rápidamente exacerbaciones o problemas por el lupus. Por lo general, la deben atender:

  • Obstetra de alto riesgo: un médico especializado en cuidar mujeres con graves complicaciones del embarazo
  • Reumatólogo: un médico especializado en trastornos relacionados con la inflamación o dolor de músculos y articulaciones

Lo más probable es que su bebé nazca sano, pero le convendrá planear dar a luz en un hospital equipado para atender a bebés prematuros o enfermos.

Septiembre de 2011