agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Su cuerpo después del parto

Señales de advertencia después que nace el bebé

¿Qué es la infección de la herida de la cesárea?

La infección de la herida del parto por cesárea la causa una bacteria que entra en la incisión (corte) de la cesárea. La cesárea es una operación en la que su bebé nace mediante un corte que el profesional de la salud le hace a usted en el abdomen y en el útero. Las bacterias pueden hacer que el corte se infecte.

Las señales de infección son fiebre y piel adolorida, enrojecida e hinchada alrededor de la incisión. Llame a su profesional de la salud si tiene algunas de estas señales. El profesional podrá drenarle la incisión para liberar las bacterias atrapadas.

La mayoría de las incisiones de la cesárea se curan sin problemas. Es más probable que se contagie con una infección si:

  • Abusa del alcohol
  • Tiene diabetes tipo 2
  • Es obesa, con un índice de masa corporal (BMI) de 30 o más.

Fuente: Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy, (2004) p. 582

¿Qué es la tromboflebitis venosa profunda (TVP)?

La tromboflebitis venosa profunda (TVP, por sus siglas en inglés) es un coágulo de sangre adentro de una vena. La TVP no es muy común, pero puede ser un grave problema de salud si no se trata. De lo contrario, el coágulo de sangre puede viajar al corazón y a los pulmones y bloquear el flujo de sangre. Esto puede causar dolor de pecho, problemas para respirar y, en casos poco comunes, incluso la muerte.

Los coágulos de sangre pueden aparecer en las venas alrededor del área pélvica. Esto es más común si ha tenido un parto por cesárea. Las señales de TVP incluyen fiebre alta y sensibilidad, dolor o hinchazón en la pierna, en particular alrededor de la pantorrilla.

Los cambios hormonales hacen que todas las mujeres corran el riesgo de TVP después del parto. Otros riesgos de TVP incluyen:

  • Tener una cesárea—Las probabilidades de que tenga TVP en las piernas es de alrededor de 3 a 5 veces mayor después de una cesárea que después de un parto vaginal.
  • Ser obesa
  • Tener más de 35 años.
  • Después de la cirugía, no poder caminar tanto como se lo indicó el profesional de la salud

Si cree que tiene TVP, llame inmediatamente a su profesional de la salud. Es posible que deba ir al hospital. El profesional podrá darle un diluyente de la sangre (anticoagulante) para tratar el coágulo y prevenir la formación de otros.

Fuente: Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy, (2004) pp. 579-580

¿Qué es la endometritis?

La endometritis es una infección del endometrio, el revestimiento del útero (matriz). La bacteria que causa la endometritis crece en el revestimiento del útero, en el lugar donde la placenta se desprende después del parto. La placenta crece en su útero y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical.

La endometritis puede propagarse por el útero. A veces llega a los vasos sanguíneos de los ovarios y la pelvis.

La endometritis por lo general sucede 2 a 3 días después del parto. Si no se trata la infección, puede causar problemas de salud más serios como infertilidad.
Entre las señales de endometritis se incluyen:

  • Flujo anormal o vaginal que huele mal
  • Dolor de espalda
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Sensibilidad o dolor en la parte inferior de su abdomen

Llame a su profesional de la salud si tiene algunas de estas señales.

Si el profesional de la salud descubre que usted tiene endometritis, los antibióticos (medicamentos que matan las infecciones causadas por bacterias) pueden ayudar a curar la mayoría de los casos.

Fuente: Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy, (2004) p. 580

¿Qué es la mastitis?

La mastitis es una infección del seno causada por una bacteria. La bacteria por lo general entra al seno cuando le está dando pecho al bebé.

Las bacterias de la piel y de la boca del bebé pueden entrar en el seno a través de una grieta en la piel de su pezón. También pueden entrar en el seno a través de la abertura a los conductos mamarios en su pezón.

Entre las señales de la mastitis se incluyen:

  • Uno o los dos senos le duelen, los siente endurecidos y calientes.
  • Uno o dos de los senos se hinchan y se enrojecen.
  • Tiene fiebre.

La mastitis puede ser dolorosa, pero por lo general no crea problemas graves de salud. El profesional de la salud puede darle antibióticos o acetaminofén (como Tylenol) para bajar la fiebre y ayudarle a sentirse mejor.

Aunque tenga mastitis y le duela, lo mejor es seguir dándole pecho al bebé o seguir sacándose leche con el sacaleches. Esto ayuda a vaciarse los senos y alivia parte de la presión dolorosa. No es posible contagiarle la infección a su bebé por la leche materna, así que no hay riesgo de seguir dándole pecho.

Fuente: Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy, (2004) p. 581; http://www.mayoclinic.com/health/mastitis/DS00678/DSECTION=causes

¿Qué es el sangrado posparto?

El sangrado posparto es el sangrado de la vagina después de dar a luz. Es natural. Sin embargo, el sangrado intenso (hemorragia) puede ser una señal de otros problemas de salud.

Las causas más comunes del sangrado grave e intenso después del parto son:

  • Atonía uterina: Esto sucede cuando el músculo del útero (matriz) no se contrae (endurece). Cuando el útero se contrae, ayuda a controlar el sangrado. Si tiene gemelos o un bebé grande, o si está en trabajo de parto durante un tiempo largo, puede correr el riesgo de la atonía uterina.
  • Placenta retenida: Durante la tercera etapa del parto, usted expide la placenta. La placenta crece en su útero y suministra alimentos y oxígeno al bebé a través del cordón umbilical. Si la placenta no sale dentro de los 30 minutos después del nacimiento de su bebé, es posible que tenga un sangrado intenso.
  • Desgarro: Si la vagina o el cuello del útero (abertura hacia el útero que está en la parte superior de la vagina) se rasga o desgarra durante el parto, es posible que tenga sangrado intenso.

Si tiene un sangrado intenso después del parto, lo más probable es que suceda cuando usted todavía esté en el hospital. El profesional de la salud podrá masajearle el útero o darle líquidos por una vía intravenosa,  que se le insertan en una vena. Esto puede ayudar a detener el sangrado. También es posible que le dé oxitocina (una hormona que puede ayudarle a su útero a contraerse). En casos muy poco comunes, la mujer puede necesitar cirugía o una transfusión de sangre.

Fuente: Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy,(2004) pp. 582-585