agent007
¡Ha entrado! Vea su reciente actividad o visite su perfil y tablero
Información de la cuenta
Tablero
March for Babies Dashboard

  • agent007
  • Preferencias
  • Mensajes
  • Favoritos

Parto vaginal

Alivio natural para los dolores de parto

Algunas mujeres desean que el parto sea un proceso natural sin el uso de medicamentos. Otras pueden usar métodos naturales para aliviar el malestar a comienzos del trabajo de parto y luego añadir una epidural o analgésicos narcóticos en las etapas del parto posteriores.

Hay varios métodos libres de drogas para reducir el dolor y el estrés del parto. Estos métodos pueden:

  • Ayudar al cuerpo a liberar sus propios agentes naturales de alivio del dolor (como endorfinas, que son proteínas que ayudan a aliviar el dolor)
  • Distraerla del dolor del parto
  • Calmarla y relajarla al entrar en trabajo de parto

Técnicas de relajación

Estos métodos la ayudan a liberar la tensión y el dolor que quizás sienta en áreas de su cuerpo. Al relajarse, le estará dando al cuerpo la oportunidad de actuar naturalmente mientras guarda energías para cuando más las necesite. En lugar de combatir el dolor, lo cual puede crear más tensión, las técnicas de relajación la ayudan a afrontar el dolor del parto permitiendo que éste aparezca y desaparezca naturalmente.

Existen dos tipos de técnicas de relajación:

  • Relajación progresiva: Usted relaja grupos de músculos uno a la vez durante el trabajo de parto.
  • Relajación con tacto: La persona que la acompaña durante el parto le toca o masajea ciertos grupos de músculos, ayudándola a concentrarse en la relajación.

El uso de las técnicas de relajación requiere cierta práctica. Pruebe estos consejos útiles al aprender a aplicar las técnicas de relajación:

  • Busque un lugar silencioso.
  • Párese, siéntese o acuéstese en una posición cómoda.
  • Respire lenta y profundamente.
  • Concéntrese en áreas del cuerpo donde siente más tensión y trate de relajarlas.

Masaje

Los masajes pueden ser particularmente útiles para aliviar el dolor durante el trabajo de parto. Puede hacerse masajes usted misma frotándose suavemente el abdomen durante las contracciones. También puede pedirle a su pareja o acompañante durante el parto que le dé un masaje para estimular al cuerpo a aliviar el dolor naturalmente. Los masajes pueden ayudar a calmar los músculos y a bloquear el dolor. Algunas mujeres descubren que el uso de contrapresión (cuando la pareja empuja fuerte sobre un músculo tenso) en un área como la cintura, puede aliviar la tensión durante bastante tiempo.

Pruebe estos consejos útiles mientras usted y su pareja aprenden a usar los masajes:

  • Calentar el músculo con una toalla muy caliente o con una almohadilla térmica puede ayudar a relajar la tensión
  • Usar aceite o loción puede ayudar a que las manos se deslicen con mayor facilidad por la piel
  • Mantener una mano en el área mientras alcanza el aceite o loción puede mantener su estado de relajación y no perder concentración

Visualización guiada

También llamada ensoñación con un propósito, la visualización guiada significa imaginarse que está en un lugar cómodo y relajante. Este lugar imaginario puede ser su parque favorito, la playa o un lugar fantasioso. El objetivo es dejar que la mente deambule a ese lugar relajante cuando sienta el dolor del parto.

Éstos son algunos consejos útiles para aplicar la visualización guiada:

  • Concentrarse en los detalles de este lugar cómodo (el aire, el olor, el sonido, etc.)
  • Dejar que el cuerpo se relaje mientras la mente la lleva al lugar imaginario
  • Escuchar música suave u otros sonidos que la ayuden a sentirse que está realmente en ese lugar

Meditación

Esta técnica la ayuda a controlar el dolor concentrándose en un determinado objeto, imagen o sonido. Incluso puede meditar con los ojos cerrados. Al concentrarse en un punto central, puede ayudar a la mente a pensar en otra cosa que no sea el dolor.

Pruebe estas sugerencias útiles para la meditación:

  • Concentre la mente en una imagen o figura.
  • También puede tratar de concentrarse en una palabra o repetirla muchas veces.
  • No se preocupe si se distrae. Simplemente vuelva a reencauzar la mente a ese punto central.

Técnicas de respiración

Ésta es una de las técnicas más conocidas de alivio natural del dolor durante el parto. Significa respirar de forma rítmica y pareja para ayudar al cuerpo a relajarse y distraerlo del dolor del parto. Además, las técnicas de respiración pueden:

  • Reducir las sensaciones de náuseas o mareos durante el parto
  • Llevar más oxígeno al cuerpo y al bebé

Estas técnicas funcionan mejor si se practican antes del parto. Algunas técnicas de respiración, como Lamaze, se enseñan durante las clases de educación sobre el parto. También puede usar las técnicas de respiración junto con otros tipos de alivio natural del dolor.

Cambio de posiciones

Cambiar de posición durante el parto puede darle confort al ayudarla a mejorar la circulación. Sentarse con la espalda derecha puede aumentar su comodidad y acelerar las contracciones al comienzo del trabajo de parto. Acuclillarse puede ayudarle más adelante. A algunas mujeres les resulta efectivo sentarse sobre una enorme pelota de caucho. Las que tienen dolor de espalda o cintura prefieren colocarse en posición de cuatro patas para aliviarlo. Otras se calman meciéndose.

Terapia en caliente o en frío

El uso de calor o frío puede ser otra manera útil de afrontar el dolor del parto. Puede elegir uno o el otro, o bien usarlos en forma combinada.

El uso de compresas calientes puede ayudar a relajar y aflojar la tensión muscular. Una manta caliente puede también serle útil si está sintiendo escalofríos o temblores.

Una toallita fría en la frente puede ayudarla a refrescarse y aliviar parte de la tensión. Otra forma de refrescarse es chupar pedacitos de hielo. Coloque compresas de hielo en la cintura para ayudar a aliviar el dolor lumbar.

Terapia de agua

Para algunas mujeres, un baño o ducha caliente reduce temporalmente las molestias del trabajo de parto. Muchos hospitales tienen duchas en las salas de parto, y otros pueden ofrecer bañeras para las mujeres en parto. La sensación del agua caliente en la piel puede ayudar a relajarla y calmar algunas de las molestias del parto. Es importante mantener la temperatura del agua cerca de la temperatura corporal (98 ºF a 100 ºF) para evitar la fiebre de la madre y del bebé.

Una persona de apoyo (o "doula")

Una persona que se quede con usted durante el trabajo de parto puede mejorar su nivel de confort. Muchas mujeres cuentan con su pareja para que les brinde apoyo emocional y ayuda con las técnicas de respiración y relajación que aprendieron durante las clases de educación sobre el parto.

Algunas mujeres contratan asistentes profesionales de parto, o "doulas", quienes orientan y apoyan a las embarazadas durante el parto. La doula ofrece ayuda tanto a la mamá como a la pareja, y puede asistir a la pareja a sentirse menos presionado durante un trabajo de parto largo o intenso.

Otras opciones para el alivio natural del dolor

Algunos estudios han demostrado pruebas prometedoras en el uso de otros métodos de alivio natural del dolor durante el parto. La acupuntura es un método chino de la antigüedad, en el cual un acupunturista (terapeuta especializado) inserta pequeñas agujas en ciertas áreas del cuerpo. Si bien la idea de usar agujas para reducir el dolor pareciera ser contradictorio, algunas mujeres descubren que la acupuntura intensifica el estado de relajación durante el trabajo de parto. De esa forma, eso puede ayudarla a manejar mejor el dolor.

La reflexología es una práctica antigua en la que un reflexólogo (terapeuta especializado) aplica presión a ciertas partes del cuerpo, por lo general las plantas de los pies. La meta es afectar positivamente otras partes del cuerpo. La reflexología puede ayudar a aliviar la tensión muscular y promover la relajación durante el embarazo.

La hipnosis es otra tendencia para el alivio natural del dolor. Surte efecto porque sugiere que usted está en control. Si usted está convencida de que puede controlar el dolor, entonces es posible que pueda reducirlo. Algunas mujeres aprenden a usar este método con ellas mismas. Una clase especializada de educación sobre el parto puede enseñar a las mujeres a usar la auto-hipnosis.

Se necesitan más investigaciones para comprobar la eficacia de estos y otros métodos alternativos de control del dolor. Algunas mujeres comentan que han tenido buenos resultados con estos métodos para controlar o reducir el dolor durante el parto. Hable con el profesional de la salud. Haga sus propias investigaciones para ver si alguna de estas técnicas es adecuada para usted.

Cambiar de idea después del parto natural

Los dolores del parto afectan a cada mujer de manera diferente. Algunas pueden tener molestias leves mientras que otras sufren dolores intensos. Si intenta el parto natural y durante el trabajo de parto comienza a pensar en usar medicamentos para el dolor o anestesia para afrontar el dolor del parto, sepa que no hay problema alguno si cambia de opinión. No sienta que va a decepcionar a su bebé ni que significa renunciar. Sólo usted sabe cuán fuerte es su dolor. Está bien hablar con su profesional y hacer lo que considere mejor.

Enero de 2010